23.5.06

Oh! Landa!

La semana pasada, por motivos laborales, tuve que viajar a Holanda. No me negarán que no es una manera excelente de arrancar el blog: sofisticado a la par que intrigante...

Durante tres días asistí a un curso teórico-práctico acelerado sobre unos productos destinados a Laboratorios de Investigación que:
a) a ustedes ni les importa.
y b) en el caso de que tuvieran un mínimo de interés por los mismos, su intelecto sería incapaz de entenderlos.

El caso es que durante estos tres días de training (que es como a los modernos "gafasdepasta" amantes de americanizar la lengua les gusta llamar a estos cursos de toda la vida), tuve la oportunidad de reunirme/charlar/congeniar con otra serie de seres humanos venidos de otra partes del mundo diferentes a la mía (y por tanto peores en todo) y que, fijense casualidades de la vida también, tambien venían a echarse unas horitas de training.

Como ya pueden imaginarse el grupo era variopinto cual Festival de Eurovisión. Así teníamos a un Americano de Michigan que cumplía al pie de la letra con el prototipo de tiarrón yanqui (¿por qué demonios solo usan la mitad de la boca para articular sonidos?), una Escocesa pizpireta y que siempre estaba riendose (yo creo que no dejaba de darle al Whisky entre pausa y pausa del training), un chavalote austriaco con un apellido que bien podría ser el del nuevo Gobernador de California, un frances que en realidad era oriundo de Sudafrica pero de etnia Hindú (no me pregunten si estaba o no circuncidado...), una chica alemana que hablaba maravillas de Mallorca (qué original!) una señora griega identica a la del anuncio de yogures griegos de la TV, un turco rubio y con ojos azules la mar de cachondo (prometo dedicar un especial en este blog a mis diálogos con el turco) y un español de pura raza, morenazo de metro noventa: o sea, un servidor de ustedes.

Pero vayamos al grano. No todo ha sido training. Holanda es un pais de buenas costumbres (algo habrán aprendido tras varios añitos de dominación española), y así, al finalizar nuestras obligaciones, también ha habido tiempo para el ocio y el esparcimiento, que como bien saben, llegadas unas edades, se resume en COMER y BEBER como posesos (no me sean mal pensados...).

Lo que intento explicarles desde hace varios parrafos es que durante estos tres días en Holanda, de alguna manera y sin saber muy bien el porque, me he "reconciliado con el genero humano": Reunirnos gentes de varios paises (algunos de ellos en los cuales no pondrías ni un pie aunque te pagaran), charlando de esto y de aquello, comprobando que con nuestras pequeñas diferencias y parloteando cada uno de nosotros un ingles ininteligible para el resto, todos nos reimos de lo mismo (que no del mismo) y nos emocionamos con lo mismo. Gente de 7 paises distintos, reunidos en un pub holandes, bebiendo cerverza Heineken, echándose unas risas...y yo me pregunto ¿acaso no es verdad el tópico de "To´ el mundo e´ güeno"? Tras mi furtiva visita a Holanda, vuelvo a creer que si, que es posible, que tiene que ser posible. Y que como dice un viejo refran castizo: "En todo el mundo cuecen habas".

PD. No todo iba a ser buen rollito y paz mundial en este comentario. Imaginense quien puso la nota disonante en la cena, al preferir una pinta de cerveza antes que un vaso de buen vino tinto para brindar...se admiten apuestas!!

4 comentarios:

alberto dijo...

Pues imagino que sería el austriaco o la alemana enamorada de las Baleares.

Porque como fuera el francés sería pa correrlo a gorrazos hasta su Sudáfrica natal.

Por cierto, aunque ya lo he puesto en mi blog, me han aceptado en la conferencia en Nueva Zelanda. No sé cómo mierda voy a llegar. Pero algo haremos.

huitzilin dijo...

Digo yo que fue el americano. Cuando uno piensa en vino y los grandes consumidores del mismo, no piensa en Michigan. (Seamos justos -- tampoco se piensa en Georgia, pero aquí estamos (aunque dudo que nos puedan llamar "grandes consumidores", pero en fin)).

Me alegra mucho que hayas tenido una experiencia tan buena con gente "diferente". Tengo conocidos que me han contado de reuniones parecidas (pero para intelectos mucho menos desarrollados, sin lugar a dudas) y que han producido comentarios como "el chico de _____ olía a especias exóticas" o "la chica de _____ no usaba desodorante" o "el chico de _____ se rascaba mucho las bolas". Todo para confirmar estereotipos que el individuo ya sostenía desde hacía mucho.

Afortunadamente, éste no fue el caso para ti. La verdad sea dicha, reaccioné: "¿Este post es de Quique? ¿Tan optimista? ¡Carece del sarcasmo habitual!" Pero luego llegué al PD y dejé de preocuparme.

Quique dijo...

Lori gana la porra!!!

Efectivamente, "El Amigo Americano" brindó con cerveza, eso si nacional (Heineken).

Siento "avergonzarte" Lori, pero tu compatriota fue también protagonista de otra divertida anecdota intercultural al pedir un sandwich de jamón y queso "SUIZO?!?"...en Holanda !!!(cuna de excelentes quesos dicho sea de paso).

No se amohinen por la falta de sarcasmo. En breve publicaré un comentario donde demuestro mi más franco pesimismo en el devenir de la especie humana...

Ciclotímico que es uno.

Oriundo circuncidado dijo...

Por fin! Cuando parecía que internet comenzaba a aburrirme y pensaba que ya nada podía sorprenderme(demasiado cine de acción en emule, me temo)aparece ante mis ojos un molesto dolor nervioso(¿cual era su tratamiento específico? ¿nueva porra?) que parece refrescar esta nuestra red y hacernos ver que todavia hay esperenza para nosotros y nuestros congeneres...
Seguiremos en contacto..
PD:Puede que seas la única persona que nos habla de los bajos paises sin ni una sola referencia de sus bondades culinariofumatorias, enhorabuena ciclotínico!!!