28.12.07

Fin de año, final de fiesta: El desmadre total...

Creo que nunca hemos dicho que desde "La Neuralgia del Trigémino" realizamos una inestimable labor social y educativa. Ya que amén de guiarles por los procelosos mares de la cultura basura a través de (procaces y chabacanos) posts, nos preocupamos por hacer que sonrían (o rían) de vez en cuando en sus puestos de trabajo (que es donde se conectan a Internet...lo sabremos nosotros!) contándoles tonterías y soplachuminadas que a decir verdad no llevan a ningún sitio.

Los halagos y felicitaciones que (muy) de vez en cuando nos hacen llegar, no provocan sino el engrandecimiento de nuestro ya de por si, colosal ego. Aun así disfrutamos empleando toda nuestra (maltrecha) imaginación, agudeza e inventiva, usando toda nuestra ironía, socarronería y sarcasmo, utilizando todos los resortes del humor más negro, absurdo e irracional con el fin de elaborar estos textos plagados de chorradas por doquier. Y lo peor de todo es que a veces nos creemos buenos...


Pero luego llega la vida real y te pone en su sitio de una hostía bien dada. Es decir, que por mucho que nos esforcemos en rizar el rizo, la realidad te sorprende cada día con un ejemplo insuperable de hilaridad, locura, bizarrismo, incorrección, demencia, frenesí, disparate, excentricidad, imprudencia y por desgracia insensatez. Lean, lean...




ENTREVISTA EN EL DIARIO CANARIO 'LA OPINIÓN'
El obispo de Tenerife: 'Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan'


"Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan". Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local 'La Opinión'.

El obispo además compara la homosexualidad con los abusos y, aunque asegura que la diferencia entre la homosexualidad y los abusos está clara, plantea una pregunta: "¿por qué el abusador de menores es enfermo?".

En cuanto su opinión sobre los homosexuales, Álvarez, pese a que asegura respetar esta condición sexual vuelve a mostrar su lado más crítico y afirma que "el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad".

Para el obispo, hoy en día "no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir".

Además, considera que debido a la homosexualidad "a la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones". Álvarez aconseja que para que no se lleguen a estos extremos "hay que promover la educación e inculcar los valores de la feminidad y la masculinidad".

A la pregunta de si hay que orientar la homosexualidad, el obispo se muestra aún más crítico y afirma que "no se puede dejar a las personas libradas a lo que salga (sic), ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano?". Finalmente, asimila (la homosexualidad) a las agresiones sexuales, que "la persona practica como puede practicar el abuso de menores".

Aqui vemos al susodicho con el regalito que le ha dejado Papa Noel estas Navidades ¡Con cuidado Padre, que el niño es de Papel Couché!

Saquen sus propias conclusiones, que para eso ya son mayorcitos. Yo por si acaso, cuando oigo la palabra "Iglesia Católica" le quito el seguro a mi Luger.

Y Feliz Año 2008.

3 comentarios:

Recaredo dijo...

Hijos de la Gran Puta. Eso es lo que son. Aunque paguen "justos por pecadores" que diria la iglesia, y como antaño hacían y decían: "dios separará a los justos de los infieles", pues lo mismo. Que se cepillen a la puñetera iglesia católica de una vez. Puta secta.

Siento tanto taco.

Halagan dijo...

¡¡¡Hala!!! :O

Anda que no se ha pasado tres pueblos ni nada el palomo. Para mí que a éste, en cuanto se le dé un poco de bombo a la noticia, le van a quitar los hábitos a la de ya. Al menos se habrá quedado bien a gusto.

Al segundo párrafo ya perdí la cuenta de la cantidad de barbaridades y estupideces que estaba diciendo el sujeto este. Una de mis preferidas es:

Considera que debido a la homosexualidad "a la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones"

O sea, que los griegos y los romanos se fueron al garete porque eran todos maricones, ¿no?

finn5fel dijo...

Menudo prehumano menguado. O sea, gilipollas profundo. Claro que, bien pensado, no sé de qué me sorprendo: el colega es cura. Será que estoy redundante hoy...