23.6.06

Las ratas del cielo


Escena bucólica: Plaza mayor de un pueblo/ciudad un soleado domingo por la mañana. Una pareja sentada en un banco no para de hacer fotos con su nueva cámara digital "máspequeñayestrechaqueninguna" a sus lindos retoños de ocho y seis años. El benjamin no para de perseguir y asustar a las palomas que pululan por el parque, mientras que el mayor (que para eso es más responsable) en clara actitud científica se dedica a alimentar con un saquito de alpiste a estas bellas aves que media humanidad (Picasso incluido) identifica como el animal de la paz. En un momento de jarana y alboroto, el pequeñín (auténtico terremoto de la familia por si no se habían dado cuenta) logra que toda una bandada de palomas (asustadas) alce el vuelo por encima de los presentes cubriendo el cielo de un indescriptible manto blanco. Una de estas se posa suavemente en el banco que ocupa la pareja. "¡Qué feliz soy Joaquin!"-le dice risueña ella a el. "Claro tontita. Nuestro matrimonio está bendecido por Dios"-responde muy seguro el. De repente suena una musiquita muy romántica y la cámara se aleja...

Bonito ¿verdad? Pues ahora imaginense que en lugar de palomas son ratas.

Las putas palomas. Que si son muy bonitas, que si mira como vuelan, que si son blancas y por ende puras...falacias, mentiras y chorradas. Las palomas, queridos lectores, son las ratas del cielo. Una ciudad con palomas urbanas es una ciudad infestada que sufre una auténtica plaga cuasi bíblica y lo que es peor un problema grave de salud pública. Lo preocupante no es que las autoridades municipales pasen del tema olímpicamente (pues su obligación es pasar olímpicamente de todo), sino que encima haya gente que las alimente de una manera altruista ¿daría usted de comer a una rata, pedazo de inconsciente?.

Como supongo que se preguntarán el porqué de mi odio primario a la paloma, ahí van unos datos:

Enfermedades transmitidas por las palomas: clamidiasis, psitsacosis, alergias varias, tuberculosis atípica, histoplasmosis, ornitosis, lambiasis, salmonelosis y criptococosis. Ectoparasitos que portan las palomas: La Chinche del nido de la paloma (Cimex columbarius), Garrapata de la paloma (Argas relexus), Mosca de la paloma (Pseudolynchia canariensis), Pulga de la gallina (Ceratophyllus ciata), Pulga (Ceratophyllus columbae), Chinche de la nariz cónica (Triatoma tubrofasciata) y el Acaro rojo de la gallina (Dermanissus gallinae).

Se calcula que en nuestras ciudades entre un 30 y un 40% de las palomas tiene un parásito contagioso. Ahora empiece a pensar: Paloma que hace po-po en un parque público, este po-po entra en contacto con la arena de la zona de juegos para niños, el niño juega con la arena, la manita del niño va a la boca...el resto se lo pueden imaginar.

Y no solo eso. Además de putearnos la existencia en cuanto a salud se refiere, los excrementos de estas bestias aladas inmundas son un excelente caldo de cultivo para el crecimiento de mohos y las sales que contienen deterioran los edificios históricos a una velocidad de vértigo.

Así que ya lo saben, la próxima vez que vean una paloma rondar por la puerta de su casa espero que obren en consecuencia. Haganle un favor a su municipio y a la especie humana en general, cojan una escoba y arreenle un buen viaje para que sepan de una vez por todas estas aves del demonio quien manda aquí.



Reconstrucción pictórica del ENEMIGO. Los colorines que le rodean no son florecillas silvestres sino distintas especies deparásitos que acoge en su piel de buen grado

10 comentarios:

alberto dijo...

Y encima, algunas de ellas gays (lo digo por lo de los palomos cojos).

Pregunta sincera: ¿las que crían los colombaires también son igual de peligrosas?

Modo Toni on-

Aprovecho para hablar de lo que me rota sin que tenga absolutamente que ver con el tema que nos ocupa. Me acabo de terminar la autobiografía de Johnny Cash. Como bien comentó Toni en algún momento, lo mejor de este hombre, fueraparte de su música, es su relación con Dios, que define como exclusivamente suya y de nadie más, sin proselitismos ni leches. Más cristianos como estos son los que hacen falta por estas tierras.

Lo de España contra Arabia Saudí hoy en la segunda parte ha sido de vergüenza. Lo único que han demostrado es que les importa una higa seguir en el banquillo. Y mientras la afición gritando "Sí, sí, sí, nos vamos a Berlín". Me parece que lo único que van a hacer en Berlín es turismo, como sigan jugando así. En octavos Francia, y si pasamos, Brasil. Éste tampoco va a ser el Mundial de Raúl.

Modo Toni off-

Muy interesante lo de las palomas. Me pregunto si alguna se cagará en la mitra del Papa cuando llegue a Valencia. Estaría bien.

Chau.

Alberto

huitzilin dijo...

Curiosamente, mi padre comparte tu odio a las palomas. Supongo que porque varios empleados suyos se enfermaron de histoplasmosis hace varios años porque tenían que entrar varias veces al día en un sitio que atraía (por alguna razón) a las palomas. Claro, el excremento se seca y al pisarlo, el polvo se sube, los hombres lo respiran y un tiempo después, al hospital con la capacidad pulmonar bastante reducida.

¿Qué hicieron para combatir esta plaga? (Ahora es cuando se pone interesante la anécdota.) Intentaron poner un tecolote de plástico ("búho" para los peninsulares que no saben de estas cosas) para asustar a las palomas. Puesto que un día después parecía una estatua rara de yeso (debido a la capa blanca que apareció en poco tiempo), el tecolote no cumplió su función.

Mi padre llamó a MSHA (el departamento del gobierno que inspecciona estas zonas de trabajo) y pidió trampas, veneno, *algo*. Le llevaron a mi padre dos tipos de veneno (uno que tiene efecto al instante y mata la paloma, y otro que tiene efecto tardado, lo que le da tiempo de volar a otra parte antes de morir). Aún así se negaron a subir al sitio para poner el veneno porque era una zona de alto riesgo.

Sólo quedaba una posibilidad. Me llevó a mí ahí un domingo (cuando no había nadie) y entre nosotros dos y los dos rifles .22 de mi padre, "eliminamos" a una docena de palomas. Volvimos el domingo siguiente y se repitió. Así durante un mes, hasta que las palomas (que son tontas pero no tan tontas) decidieron que no quisieron estar ahí. No las matamos todas pero se cansaron de asustarse, supongo.

Ese primer día tuve un ataque de conciencia. Mi padre me había llevado varias veces antes para tirar a los blancos de papel o incluso las latas de refresco (recordándose: soy del campo) y así habíamos practicado. Cuando le tiré a la primera paloma y se cayó al suelo, fui donde ella y vi la sangre y empecé a llorar. Mi padre me consoló, diciéndome que los pájaros no tenían la culpa pero que estaban provocando enfermedades serias entre los empleados de esa planta y que teníamos que deshacernos de ellos (los pájaros, no los hombres).

Ahora suena tonto, pero me acuerdo de pedirle perdón a la paloma y luego a las otras que maté. Y lloré cada uno de esos domingos por lo que estaba haciendo. (Claro, a los 19 años, uno piensa "Ay, qué bonitas las palomas, con su plumaje iridescente", y me pareció una lástima matarlos.) Ahora entiendo las razones de mi padre.

Webmaster dijo...

yo también las odio, tanto que he hecho:

Putaspalomas.com xD

la web existe jajaja xD

te doy la razón en lo que has dicho ejje ;)

Anónimo dijo...

Pobre Palomas!. Gracias a las palomas mensajeras la humanidad ha prosperado más que con internet.
mirad en wikipedia, colombofilia y colombicultura.
Los comentarios que habeis hecho, son aplicables a casi todo animal: perros, gatos, caballos, etc. incluso algunos humanos.

Carmen Arévalo Martos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hoy desperté en mi cama invadida por pulgas o chinches o quien sabe que parásito de paloma que hizo su nido al lado de mi cuarto, no saben lo espantoso que fue, casi me desmayo y me picaron por todo lado, así que aquel que diga "pobres palomas" es un verdadero imbécil porque estas ratas asquerosas son una plaga dañina, estoy desesperada no se qué insecticida utilizar es una desgracia que por mi casa hay muchisimas aves no acabaría de matarlas jamás y lo peor es que no sé qué haría con los cadáveres que espanto, no sé que hacer para que se vayan LAS ODIO LAS ODIO LAS ODIO

Anónimo dijo...

Lo que tienes que hacer es cambiar las sábanas de vez en cuando, guarra!!!.
¿Vosotros no os ponéis guantes para coger los billetes y las monedas?, ¿Cerráis el grifo de los lavabos públicos tras lavaros y abrís la puerta con la mano al salir?, ¿Viajáis en metro y autobús y os asís a los asideros?.
Pues sabed tontos de los ccojones, que tras todas estas maniobras lleváis una buena colección de bacterias y gérmenes en las manos, y luego os tocáis la cara, o coméis sin lavaros las manos.
Dejad en paz a las palomas, pues sólo hacen lo que deben....sobrevivir.

Javier dijo...

Payaso no insultes a una mujer para defender a una rata cobarde tu si que debes de ser cerdo

alberto dijo...

Amo los animales pero desgraciadamente se altero el equilibrio ecologico, y estos animales son una plaga en las ciudades, hay que eliminarlas ya que ademas de destruir conttruccines, en mi techo saco kilos de caca, he probado todo lo que las auyente y no lo consigo transmiten muchas enfermedades en humanos y otros animales tengo que matarlas antes las aguantaba ahora las odio realmente son mass peligrosas que las ratas y aumentan dia a dia en las ciudades, las autoridades hacen oidos sordos, los protectoras de animales no aceptan la sitacion y la niegan hay que buscar otros animales que las maten

HoneyBfly5 dijo...

Pues yo estoy contigo. Mancha de hipócritas odiadores. A más de uno habría que darle un escobazo.